ASÍ ESTÁ TU MICROBIOMA, ASÍ ESTÁ TU PIEL🧐

ASÍ ESTÁ TU MICROBIOMA, ASÍ ESTÁ TU PIEL🧐

En nuestra piel existe todo un mundo apasionante e invisible en el que bacterias, virus y hongos conviven en un equilibrio del que depende su salud.

Los cuidados que recibe y las condiciones a las que está sometida van a determinar su estado de salud y su mejor o peor conservación. Por eso, es vital utilizar productos que refuercen dicho equilibrio y protejan su vulnerabilidad.

MICROBIOMA Y MICROBIOTA

Seguro habrás oído hablar de microbioma y microbiota. El primero designa a la totalidad de microbios (bacterias, virus, hongos…) incluyendo sus genes y metabolitos y las condiciones ambientales que les rodean. Por su parte, la microbiota es el conjunto de microorganismos que viven en nuestro cuerpo. Así, por ejemplo, al conjunto de microorganismos del intestino, que antes se les llamaba flora intestinal, se les denomina microbiota intestinal.

Para que lo entiendas mejor, utilizaremos una metáfora. El microbioma sería como un bosque entero (todos los organismos pequeños y grandes que viven en él, incluido su ecosistema, suelo, río....)

Microbioma y microbiota son términos que cada día cobran más importancia, ya que abren un sinfín de puertas a la medicina personalizada y a la propia cosmética.

Y es que nuestro organismo convive a lo largo de su vida y en su día a día, con billones de estos microorganismos que como su nombre indica, son mucho más pequeños que nuestras células.

Dentro de este enorme mundo, ajeno a nuestros ojos, tiene lugar el equilibrio o desequilibrio del que depende nuestro estado de salud y el de nuestra piel.

Así, por ejemplo, hay bacterias buenas porque nos benefician y otras, en cambio, son malas porque perjudican a nuestra salud. La clave para que las malas no se hagan con el control, es mantener y cuidar las bacterias buenas de nuestro organismo.

LA MICROBIOTA DE LA PIEL, PIEZA CLAVE

Empecemos por el principio. Nada más nacer y al entrar en contacto con el mundo exterior, nuestra piel genera su microbioma con los diferentes grupos de bacterias con las que entra en contacto, colonizándola rápidamente. 
Esta colonización va a ser muy importante para el sistema inmunológico del bebé, así como para preparar su piel y fortalecerla de los daños externos a los que se enfrentará a partir de ese momento. Y así es como se forma este escudo de defensa.

Así pues, a lo largo de nuestra vida, vamos a convivir amigablemente con bacterias “buenas” que crean una capa invisible junto con el resto de microorganismos, y juntos formarán el llamado microbioma residente. Si no se producen desequilibrios, este microbioma forma nuestra barrera protectora responsable de la salud de nuestra piel.

Por otro lado, existen unas bacterias que están de paso, llamadas bacterias transitorias que a veces, pueden provocar problemas cutáneos e incluso infecciones. Cuando el microbioma de la piel está en equilibrio, las bacterias residentes protegen de forma eficiente la piel de las transitorias.

Cada persona tiene su propio microbioma con el que su piel convive en perfecta simbiosis.

FACTORES QUE DESEQUILIBRAN EL MICROBIOMA CUTÁNEO

Un desequilibrio en nuestro microbioma puede traducirse de múltiples formas, desde la aparición de afecciones cutáneas (piel seca, sensible) a enfermedades inflamatorias (acné, dermatitis atópica)

Los factores que pueden alterar el equilibrio de nuestro microbioma son variados, pero entre los más importantes están los rayos UV, la contaminación, el estrés, el cambio de pH de la piel y la edad.

Otro factor a tener en cuenta es el uso de productos irritantes o muy agresivos, así como una alimentación demasiado rica en grasas no saludables y azúcares.

 

Nuestro microbioma se encuentra feliz con un pH fisiológico de 5 o cercano a él, unas condiciones que a los microorganismos patógenos no les gusta tanto.

Utiliza siempre cosméticos que respeten su pH.


POTENCIA EL MICROBIOMA DE TU PIEL CON OHMYKOKO

Serum ultrahidratante potenciador del Microbioma

Fórmula antiedad a base de ácido hialurónico de diferentes pesos moleculares, probióticos y prebióticos que favorece el equilibrio y la salud del microbioma de la piel, así como su resiliencia, además de hacer que la piel aumente su resistencia al envejecimiento, a los daños externos y a la hiperpigmentación, hidratarse en profundidad y minimizar el aspecto de sus poros.

También te puede interesar este POST.

--

OhMyKoko es la primera marca que se autodefine activista de tu piel

Nuestro compromiso contigo es ofrecerte productos libres de: 

SILICONAS - PARABENOS - FENOXIETANOL - SULFATOS - COLORANTES - ACEITES MINERALES - PEG - MICROPLÁSTICOS - DERIVADOS DEL PETRÓLEO - NANOMATERIALES - PERFUMES SINTÉTICOS 

y de cualquier otro ingrediente que sea antinatural para tu piel


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.